Archivo de la etiqueta:

Una nueva agencia en Múnich: Mi Guía Hispania

Primer encuentro de empresarios de habla hispana en Múnich

El 25 de mayo de 2019 tuvo lugar un primer encuentro de empresarios de habla hispana en Múnich, como anuncié en esta entrada de blog. El encuentro fue muy concurrido, con unas 50 personas apuntadas, más público que llegó de manera espontánea que llegó a último momento. Además del programa oficial (ver abajo), hubo unas cuantas sorpresas, como por ejemplo la tómbola de tres visitas guiadas por la ciudad para dos que esponsorizó la empresa muniquesa Radius Tours.

 

Durante todo el día hubo diferentes presentaciones presenciales y también presentaciones en vídeo de los participantes que no pudieron estar presentes. La joven firma Pacandé, que importa café de Colombia directamente como producto de comercio justo y que lo comercializa aquí en Alemania, sirvió gratis a los participantes su café recién hecho durante toda la jornada.

La nueva agencia MGH

En la segunda parte de la jornada presentó Valentina Backhaus-Sánchez nuestra agencia. La idea de fundar una agencia la tuvo Valentina Backhaus-Sánchez, mexicana de nacimiento y empresaria de pura cepa. Valentina Backhaus-Sánchez me encontró el año 2013 a través de Internet. Ese año estaba organizando la feria Hispania LA Messe en Frankfurt y alrededores para empresarios y empresarias de habla hispana. Se podía alquilar un estand o reservar un anuncio para el catálogo de la feira. Yo entonces no podía hacer un viaje tan largo, porque medio año antes había nacido mi hijo Felix, así que le compré un anuncio para el catálogo.

Un pequeño rodeo: una revista bilingüe

Dos años más tarde se mudó por motivos personales a Múnich y me volvió a llamar. Valentina tenía la idea de fundar una revista bilingüe en alemán y español y quería que colaborase como traductora y correctora. La idea me pareció muy buena, porque en Múnich no había nada parecido. Un modelo para la nueva revista era La Guía, que se ha establecido en Frankfurt desde hace muchos años ya. Quería publicar algo parecido, y para ello buscaba apoyo.

El resultado se llama Mi Guía Hispania y está disponible, además de la presencia online, en formato impresio en unos 150 centros de distribución en Múnich y alredadores, más  Ingolstadt, Ratisbona y Nuremberg. También distribuimos la revista en las embajadas y los consulados de América Latina y de España en toda Alemania. Con todo ello, Valentina Backhaus-Sánchez ha ido tejiendo una gran red de empresarios de habla hispana o de otro tipo de empresario que quiere dirigirse a este grupo. A partir de 2019 damos un paso mías. Juntas hemos fundado la agencia de marketing Mi Guía Hispania, con la que queremos ofrecer servicios multilingües.

Qué ofrecemos

 

 

 

 

Estos son los servicios, resumidos, que nos gustaría ofrecer como agencia:

  • Desarrollo de campañas de publicidad inclusive el diseño correspondiente y el medio de comunicación que el cliente elija. Elaboración de textos publicitarios para diferentes medios y su traducción en los idiomas requeridos.
  • Traducción de la presencia en Internet de nuestros clientes, de sitios webs en su conjunto y los contenidos en las redes sociales en diferentes idiomas. Desarrollamos campañas de marketing tanto online como offline.
  • Desarrollo del diseño corporativo y de un eslógan para su empresa.
  • Estudios de mercado Marktstudien y estrategias de evaluación, para determinar los gustos y las preferencias del mercado meca.

La tercera lengua en una traducción y su corrección

La tercera lengua

Como describe la traductora y escritora Anna Rossell en su libro «Manual de traducción alemán-castellano«, al traducir un idioma A a otro B, los traductores y las traductoras crean una tercera lengua aunque la lengua B sea su lengua materna. En algunos aspectos de la traducción, esta tercera lengua está a caballo entre la lengua original y la lengua meta. Más de una vez hemos leído textos traducidos que hemos entendido pero que no suenan bien. Están escritos en esta tercera lengua. Se entienden, pero en algunos casos se parece demasiado a la lengua original.  En este momento comienza el trabajo de la corrección.

En mi trabajo como correctora me he encontrado ya con varios ejemplos de esta tercera lengua. En el año 2014 publiqué esta entrada (en alemán) sobre el fenómeno. Y hace poco corregí una publicación sobre un investigador alemán que estaba traducido de manera excelente, pero que sin embargo no estaba del todo libre de esta tercera lengua. Para esta entrada he seleccionado algunos ejemplos.

La lengua original y su corrección

Jubiläum

La publicación se escribió en motivo del año del nacimiento de un investigador que murió hace mucho tiempo. Una palabra para este motivo de celebración en alemán es Jubiläum. La traducción dice literalmente este jubileo, que aunque existe en español, tiene otro significado:

Dritte Sprache

En este contexto de recordatorio del cumpleaños, lo mejor es hablar de una fiesta conmemorativa, o de un aniversario.

Sammlung

La publicación también comenta una encuesta que la autora hizo a algunos expertos. Al hacer la encuesta, la autora recogió datos, y la traducción habla en consecuencia de una recolección, lo que en mi opinión está demasiado «pegado» a la palabra alemana Sammlung. en este contexto es mejor hablar de recopilación o  de recogida.

Blick

Otro sustantivo que se debe traducir según el significado que quiere transmitir el texto es Blick, es decir vista, que también se puede traducir por mirada. En la traducción de la publicación se recomienda que tengamos una vista diferenciada en el campo científico que investigó el investigador. En este contexto, sin embargo, sería mejor decir una mirada diferenciada, y así lo corregí en la corrección.

Algunos verbos

a) También verbos como sorgen für, verbinden o sich bieten hay que adaptarlos al contexto en el que los utiliza el autor o la autora del texto original. En la traducción de la publicación se podía leer que el investigador «se ofrece»: «ofreciéndose como una figura de proyección».

Este gerundio ofreciéndose proviene del original Original sich bieten, y en alemán es correcto por significado metafórico en este contexto. Pero el investigador no «se ofreció» nunca. El mensaje es una proyección a nuestra época. En este sentido, mi propuesta estaría más cercana a una lectura fluida: «… [él] se brinda como una figura de proyección«.

Dritte Sprache

b) En otro lugar, el texto comenta que poca gente ha utilizado los escritos y los pensamientos del erudito para «ocuparse» de una cosa. La traducción lo traslada literalmente: «aprovecharse de esta oportunidad de ocuparse de sus escritos o de su pensamiento»

En español, sin embargo, no nos ocupamos de una cosa cuando se trata de estudiar o de una investigación. Una traducción más natural lo formularía así: «Aprovecharse de esta oportunidad de estudiar sus escritos o su pensamiento».

La traducción de hier

Anna Rossell habla también de que la lengua alemana necesita más referencias dentro de la frase o entre frases. Palabras como wie darin, davon, das, dazu, es o hier son necesarias según la gramática del alemán. El español, sin embargo, no necesita tantas referencias directas, y entonces hay que omitirlas o reescribir la frase. En mi última corrección de esta publicación mencionada al principio había varios ejemplos de una traducción demasiado cercana al adverbio hier. Tres ejemplos:

Primer ejemplo:

Así, a menudo se le atribuye un papel importante en la búsqueda de una nueva identidad […]. Aquí en cierta medida, se tiende a ver [al investigador] como uno de los «padres fundadores

Propuesta: En este caso, en cierta medida…

Segundo:

Un ejemplo de esto es [ciudad]: aquí se da un notable interés en [el investigador]

Propuesta: en esta ciudad

Tercer ejemplo:

La sugerencia explícita de [país que conoció el investigador] aquí fue que el año 2019 debería ser usado como una oportunidad para discutir abiertamente los temas clave que conforman el pensamiento y el trabajo de [el investigador].

Propuesta: en este sentido, en este contexto

Había muchos otros casos, puesto que la publicación tiene cais 300 páginas. Pero como he dicho al principio, la traducción al español era excelente. En esta entrada solo quería recopilar algunos ejemplos de una corrección en la cual uno/a lee y corrige desde una posición mucho más alejada del texto original.