Calcular los costes de una traducción

¿Cómo se calculan los costes de una traducción?

Cuando una empresa, una persona autónoma o un particular quiere que su texto sea traducido a una lengua extranjera, surgen dos primeras preguntas: los costes de esa traducción y quién lo puede hacer.

Y entonces empieza la búsqueda en el mar de Internet. Yo por lo menos empezaría a buscar así si no tuviera ya referencias o tuviera pocos conocimientos sobre el tema, como cuando busco productos específicos para comprar en línea.

En esta entrada te voy a mostrar los modelos de cálculo estándar en el mercado de la traducción, y cómo te puedes orientar para tener una primera idea. No se trata de dar precios concretos sino de explicarte cómo calculamos y ofrecemos los traductores nuestros precios.

Calcular los costes de una traducción

Tipo de traducción

En primer lugar tienes que saber qué tipo de traducción necesitas, ya que en principio existen dos clases de traduccions: las juradas y las no juradas. Las primeras solo las pueden ofrecer los traductores y las traductoras que han sido jurados y que tienen el sello correspondiente para demostrar que sus traducciones tienen rango oficial para las administraciones como los documentos originales. En España, los traductores jurados son habilitados oficialmente por el Ministerio de Asuntos Exteriores (MAEC).

En el caso de las traducciones juradas suele haber una tarifa mínima por documentos, que cada traductor establece por sí mismo. Los precios suele calcularse o bien por palabra o bien por página del documento a traducir. También varían de país a país.

Cálculo de los costes de una traducción según una línea estándar

Para el otro tipo de traducciones existen principalmente dos modelos: el cálculo por línea estándar y el cálculo por palabras. Este último modelo está bastante extendido para el inglés como lengua origen (lengua que se traduce a la lengua meta).

En Alemania, una línea estándar consta de 55 caracteres, inclusive espacios. ¿Por qué espacios? Porque un espacio es también un carácter en el teclado como cualquier otra letra. Lo mismo podríamos decir que la línea estándar consta de 55 caracteres inclusive espacios y caracteres especiales como ? o %. Lo que cuenta aquí son todos los caracteres y que todos juntos forman la línea.

Si todavía no estás convencido, ya contesté a esta pregunta en la página Traducciones.

Cómo determinar la línea estándar

Para determinar el número de líneas estándar de un texto, primero se calcula el número total de los caracteres que tiene el texto. Esto se puede hacer a través de la función de recuento de palabras en Word. La ventana que aparece también indica el número de caracteres. Otra manera es con programas especiales de recuentos de caracteres o líneas. Luego, ese número total se divide por 55.

Un ejemplo: si el texto de partida tiene 5 000 caracteres (acuérdate, inclusive espacios y caracteres especiales), entonces el texto tiene 90,90 líneas estándar (5.000/55 = 90,90). Si tu traductor o traductora calcula el precio de una línea estándar en 1,50 €, por ejemplo, entonces la traducción costará 136,36 € más IVA.

Texto de origen o texto de llegada

La respuesta a la pregunta si el número de líneas estándar se calcula a partir del texto de origen o del de llegada, es difícil de contestar. Depende mucho de la combinación de idiomas. Por ejemplo, los textos traducidos desde el inglés o el alemán a una lengua románica como el español o el catalán suelen ser más largos que el texto de origen. Se calcula que estos textos traducidos son entre un 10% y un 20% más largos que el texto en inglés o en alemán.

Por supuesto, esto va en detrimento del traductor de una lengua románica, por lo que muchos traductores negocian el cálculo de las líneas estándar con sus clientes solo sobre la base de la traducción terminada.

Lo que, a su vez, no beneficia especialmente los clientes, que no sabrán cuáles serán los costes en el momento de realizar el pedido.

Esta es la razón por que la mayoría de los traductores trabajan a partir del texto original, para garantizar la máxima transparencia a sus clientes.

Cálculo del coste de una traducción por palabras

Otro modelo de precios que se está extendiendo cada vez más a raíz de la globalización es calcular el coste de una traducción en función de la cantidad de palabras del texto de origen. En este caso el precio se compone del precio de la palabra que establece el traductor, normalmente en el rango de los céntimos, por la cantidad total de palabras del texto.

Sin embargo, este modelo tiene sus trampas para lenguas como el alemán, que permiten combinaciones de palabras largas, y en realidad va en detrimento del traductor, puesto que cuanto más larga es la palabra, más caracteres tiene, pero solo se calcula como una sola palabra aunque sea una palabra compuesta como por ejemplo Schlafzimmer, que es dormitorio en español.

Pero para idiomas como el inglés, que tiene muchas palabras cortas, esta práctica ha demostrado tener muchas ventajas y ahora se utiliza cada vez más para otros idiomas.

¿Cómo calculan los traductores sus precios, por líneas estándar o por número de palabras?

Como se dice en español, Cada maestrillo tiene su librillo, es decir, su método y sus propios cálculos. Estos se basan en las necesidades de cada uno/-a, sus gastos fijos, su meta de ingresos anuales, etc.

Los traductores se forman constantemente en este ámbito empresarial de su trabajo. En este sentido, dirígete directamente al traductor o traductora con quien quieras trabajar. Él/Ella te pasará en primer lugar una estimación de los costos de la traducción. Ten en cuenta que el precio propuesto tiene que cubrir los costes fijos del autónomo, a la vez que también reflejan sus años de estudio, formación continua y experiencia en el sector.

 

 

Un comentario

  1. […] kein konkretes Angebot erstellt werden. Wie man die Textmenge ermittelt, habe ich hier im Beitrag Die Kosten einer Übersetzung ermitteln […]

Deja un comentario