Repaso del año 2020 y perspectivas para el 2021

Repaso del año: la idea de un amigo

De la época de estudiante en Dresde, Alemania, me ha quedado el recuerdo de un estudiante que conocí en la residencia, que cada año se sentaba el día 31 de diciembre y escribía todo el día sobre las cosas que le habían pasado ese año, a modo de diario. A partir de ese recuerdo tuve la idea de hacer lo mismo para este año 2020 tan especial. Pero no solamente por la pandemia de la covid-19, sino también por el cambio climático, que cada vez se hace más patente, y, por lo que a mí respecta, por mi situación laboral.

Miembro de la Asociación alemana de intérpretes y traductores BDÜ e.V.

El año empezó para mí con una buena noticia: ser miembro de la Asociación alemana de intérpretes y traductores BDÜ, del Estado Federal de Baviera, donde vivo. A principios de enero tuvo lugar la recepción anual en la que participé para conocer a nuevos colegas de la asociación. Y efectivamente, de ese encuentro surgió el grupo de español del BDÜ de Baviera. Hasta fecha de hoy no hemos podido realizar ningún encuentro en persona, pero sí organizamos videoconferencias cada dos meses más o menos, de las que han surgido varias ideas que espero que se realicen este año 2021.

Repaso 2021 - Perspectivas 2021

Proyectos editoriales

El trabajo continúa…

En los proyectos editoriales en los que participo, contuniamos el trabajo a pesar de la pandemia, pero con una diferencia fundamental en el caso del proyecto más grande, un manual para la enseñanza del español como lengua extranjera para avanzados: la última reunión presencial en la editorial tuvo lugar en febrero. Después, tanto autoras como la redacción solo nos comunicamos a través de Zoom. Este libro va a publicarse este año 2021 después de que terminemos el manuscrito al completo y la fase de maquetación, que ya está en marcha.

En cuanto a los demás proyectos, trabajé en tres libros más, que todavía no están terminados, y también la perspectiva de un encargo más. Pero…

… también hubo consecuencias

… la fecha de publicación de uno de los proyectos editoriales, para la que trabajo como correctora, se pospuso de la primavera del 2021 al otoño del mismo año. Otros dos perspectivas de proyectos editoriales también se aplazaron por diferentes motivos. Una de las razones fue que la redactora de una de las editoriales (en la que salió en otoño de 2020 el libro de gramática del español para preparar la selectividad alemana)  tuvo que trabajar desde casa porque la guardería de sus hijos estuvo cerrado varios meses. Pero aplazar no significa cancelar, así que espero que estos proyectos se realicen este año 2021 que comienza.

Un cliente amplía sus servicios

Como traductora tuve también bastante trabajo. Uno de mis clientes directos reaccionó rápidamente a la pandemia de la Covid-19 y amplió sus servicios, comunicándolos, en el caso del español, con los textos de márketing que yo traduzco para él regularmente.

Otros clientes también me mandaron sus textos. No tuve ni menos ni más trabajo en traducción que en el año 2019, lo cual fue muy gratificante en vista a la situación general y a las noticias que nos llegaban. En el plano personal, incluso una persona de contacto regresó de su permiso de maternidad en septiembre y me lo comunicó por LinkedIn.

La familia, el blog y formación continua

Y ya que he mencionado la vida privada: tener a la familia en casa fue algo nuevo para mí el año 2020, acostumbrada a trabajar en casa y sola. Para mis hijos supuso un retroceso en su aprendizaje, porque las escuelas se cerraron sin ningún tipo de preparación, y su consumo de los medios de comunicación ha aumentado. Solo gracias a la profesionalidad de sus profesoras y profesores su aprendizaje no se redujo aún más. En este sentido solo les puedo dar las gracias, porque los políticos no hicieron nada. Solo les puedo dar un cero como nota. Cerrar las escuelas sin medidas concretas en la protección de la salud y ni invertir un céntimo en el equipamiento digital tanto de escuelas como de las familias me pareció demasiado poco y además muy a corto plazo y sin pensar en las consecuencias para las generaciones jóvenes.

Pero entre todos estos cambios, en 2020 también tuve tiempo de escribir algunas entradas en el blog Unter all diesen Veränderungen hatte ich in diesem Jahr 2020 auch Zeit, einige Beiträge im Blog zu schreiben, como por ejemplo la serie sobre colocaciones y cómo traducirlas, asistir a algunos seminarios del BDÜ (dos de ellos incluso presenciales), y escribir una breve aportación como invitada para el blog de la colega Andrea Halbritter. También escribí una breve reseña sobre uno de los seminarios a los que asistí, sobre el software MemoQ, para la revista BayernInfo del BDÜ de Baviera. La revista está disponible para los miembros del BDÜ en formato PDF.

Perspectivas para el 2021

Teniendo en cuenta la situación general, espero este año que empieza con optimismo. Los proyectos editoriales siguen en marcha, cuento con más encargos de traducción o de revisión por parte de mis clientes, y también voy a hacer una formación online para obtener el título oficial de traductor/a alemán que empieza en enero de 2021. Hace años que quería hacer esta formación, paso previo para poder ser traductora jurada, pero entre el trabajo y la familia nunca he tiempo. Esta oferta online está como hecha a medida para mí, así que la cogí al vuelo.

Os deseo a todos un feliz 2021, lleno de éxito y de salud, y espero leer los repasos de vuestros años :-)

Deja un comentario